POEMAS ENTRE MUJERES

EL AMOR, EN OCASIONES DUELE,
PERO MUCHO MAS DOLOROSO HUBIESE SIDO,
NO HABER PODIDO CONJUGAR EL VERBO AMAR.

Mabel Escribano


martes, 20 de septiembre de 2011

LIBERTAD PARA AMAR


Salí del agua envuelta en el dolor
de ser lo que
no querían que fuese
sus ojos dijeron
"no era esto"
pero yo era.

Rodeada de silencios
aprendí a preguntar al río
los árboles
los pájaros
ellos fueron mis maestros.

Me abrazó el sauce
tapó mis sueños niños
con hojas verdes y lánguidas
el colibrí pacientemente
me enseñó a cantar
poniendo notas en mis labios.

El río me dijo sus mil nombres
porque sus mil y un aguas
no se llamaban igual
los peces abrieron sus branquias
y llamándome amiga
me enseñaron a nadar,
en las aguas
rápidas o plácidas.

El rubio girasol me hizo de noria
dimos vueltas al sol
jugando al escondite
tras las nubes negras
la amapola roja de vergüenza
se dejo besar,
por mis inocentes labios
ruboizados como sus pétalos.

El rastrojo se abrazo a mis piernas
le acaricié con ternura y juntos
lloramos el desprecio de la ignorancia
moradas hijas del camino
me dieron sus frutos
aprendiendo a besar en ellas
lo que los púlpitos me prohibieron.

Allá arriba
el cielo se apiadó de mi solitaria infancia
jugó conmigo
sacando algodones de divertidas formas
algún cometa me prestó su cola
llevándome al paraíso del poema,
que me tomo en sus brazos con ternura
llamándome "hija".

Hoy que mis amigas las aguas
pasaron por la orilla de mi río
mil veces mil
que supe del dolor del parto
de mi amor prohibido
hacia las mujeres
rememoro

Amé más que me amaron
con los pies metidos en el agua
cálida del poema
miro hacia atrás sin rencor y escribo

Yo hija de la naturaleza
me siento junto al sauce
acaricio al girasol
juego con las nubes
miro sin rubor la belleza
de las amapolas y escribo en la pizarra del cielo
LIBERTAD PARA AMAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario