POEMAS ENTRE MUJERES

EL AMOR, EN OCASIONES DUELE,
PERO MUCHO MAS DOLOROSO HUBIESE SIDO,
NO HABER PODIDO CONJUGAR EL VERBO AMAR.

Mabel Escribano


domingo, 22 de febrero de 2015

DES-CONCIERTO




Canturreo un blues
sumergiéndome
en el azul helado de
los bloques del orgullo.
¡Ay...!
si mis manos
alcanzaran las teclas
de ese piano
si pudieran acariciar
negra o blanca
corchea
semi corchea
fusa, semi fusa
y confusa el alma
dejase de llorar
en un soliloquio
absurdo.
Sinfonía sudorosa
de un músico loco
que ignora el pentagrama
escribe notas
sobre los pulsos
de sus sienes.
Los latidos de su corazón
y el ritmo de ese reloj
escondido en el alma
grotesco y malvado
que se mofa de el
restandole tiempo
al tiempo.
Abandonadas sobre
los atriles duermen
partituras ilusionadas
inicios de sinfonías
que no fueron
que no son
ni serán.
Y el músico mira
el aforo del público
lleno de un vacío
inusualmente solo
saluda a quienes no están
e inicia sin batuta
un concierto mudo
que resuena en mi cabeza
reventando mis oídos
dejando en un pozo
de silencios
a mi alma.

 
 imagen: Google

sábado, 24 de enero de 2015

ME DEJO

Me dejo llevar por tu mirada,
nado en tus ojos,
ignoro tus mareas y me arrastras,
hacia tu profundidad,
nada importa,
me pierdo,sin prudencia ni miedo,
en los arrecifes de tus besos.

 

 imagen: Horts D.

BARQUITO

Yo siempre fui un barquito de papel,
hasta que, un submarino me hundió.
Ahora soy, papel mojado, con algo escrito,
refugio de peces perdidos.



 imagen google

SU ULTIMA DAMA


Deja paso a la vida,
se aparta y sonrie,
lo ha visto casi todo
y todos o casi,
le han mirado de reojo.
Se peina con el sonido
del viento entre los árboles,
estira su chaleco y
abrocha su chaqueta
con la parsimonia de quien
sabe que el tiempo esperará
a que se componga.
Ladea su sombrero coquetamente,
aparta sus libros y doblando el periódico,
-no se sabe de que día-
cruza sus piernas, cierra los ojos,
dejándose llevar plácida y elegantemente
de la mano de su última dama.



 Imagen: Alex Timmermans

lunes, 25 de noviembre de 2013

AGUAMARINA


Te pensaba 
las olas arrastraban
mi fuerza. 
tu olvido y mi recuerdo

tu mirada,
la mía
rozando el agua
de la desesperación
se volvió mar en tormenta
recordándote.


martes, 9 de octubre de 2012