POEMAS ENTRE MUJERES

EL AMOR, EN OCASIONES DUELE,
PERO MUCHO MAS DOLOROSO HUBIESE SIDO,
NO HABER PODIDO CONJUGAR EL VERBO AMAR.

Mabel Escribano


lunes, 28 de mayo de 2012

MAL MOMENTO



Hoy vino a visitarme la muerte.
No pude atenderla, me estaba duchando.

jueves, 24 de mayo de 2012

JUEGO


Jugamos a buscarnos
a encontrarnos sin vernos
mis pasos intuyen los tuyos.
Se agita el pecho esperando
queriendo sin decirlo.
Doblas la esquina de mi sombra
te cierro el paso con mis labios
apresándote en un beso
del que me haces prisionera.
Cierran tus senos
los barrotes de mis dedos
candados los tuyos sobre mis caderas.
Gira el faro su rubor
calma el mar su marea
la luna entorna los ojos
mientras se desnuda cómplice
la madrugada.

lunes, 21 de mayo de 2012

OLVIDO



Cierra la noche 
baja la persiana dejándome fuera 
tiritando al relente.
Olvidé al salir de casa
el abrigo de tus besos.

PUEDO, POR PODER, PUEDO


Puedo 
volver a morir de pena 
de estar sin alma
de venderla al diablo
de pelear con él para que me la compre.
Puedo morir de desamor teniéndolo entero
de congoja porque mis manos no alcancen el paraíso
Lanzándome el ángel de fuego fuera su vida.
Puedo morir desangrada de lágrimas blancas
puedo
por poder puedo, matarme
como la tierra yerma, quemando
los rastrojos que me brinda el absurdo de mi vida.
Puedo
por poder puedo, abrir la ventana y gritar
que se desmorone el cielo que no me protege
que me deja sin manos frente al dolor.
Puedo desnudarme de angustias
emborracharme de pena y vagar beoda
por las carreteras inmensas
donde ruedan los despojos de los desesperados.
Puedo
pero no quiero
me muero y renazco mil veces
soy hija de la zarza ardiente de la esperanza.

MIRADAS


Por la cerradura sin llave de mi habitación 
miran los suspiros

mi inquieto vagar sobre las sábanas 
de mis pensamientos.
Reflejos de tu cuerpo
en la pared de mis ojos.
Tus senos duermen las curvas de la luna
las estrellas se columpian
en las oscuras corolas
que mis pensamientos adornan
con la suavidad de mi lengua.
Son las horas perdidas
las de los ensueños vistos
a través de la cerradura
de los suspiros en soledad.

TU RISA




Ando como loca buscando
donde se esconde 
esa risa que sé
nace en la isla de tu boca
se hace fruta del árbol
flor en el campo
brisa en el aire
y en el agua, salta y brinca
gota imperceptible en el mar
de la belleza de tu voz

RUTA



Soslayo la tristeza
cambio de vía el vagón de mi vida
Miro tu ruta 
mucho más compleja que la mía.
Hay túneles largos sin luz
subidas con enormes desniveles
bajadas de vértigo.
Y en la estación término...tú, siempre tú.
Reviso esta locomotora casi de vapor
que tengo por corazón
maquinaria de mi alma
a fuego intenso.
Canturreo marcando mi ruta sobre el mapa
la brisa del mar alborota mi pelo.
Distancia...distancia...
Puedo hacerlo, puedo.

LA CHARLA



Me siento a esperarme 
en un recuerdo que compartí con ella.
Entumecida, casi adormilada 

veo pasar las horas
contando hojas doradas
que un árbol deja caer
para alfombrar el suelo otoñal de su casa.
De tanto verme
el tiempo a venido a saludarme
se ha sentado un rato a mi lado
y parando el mundo un segundo
generosamente ha charlado conmigo.

LA VOZ DE LAS PAREDES


Escucho gemir a los amantes
revolcarse piel a piel.
Intuyo su sudor
sin querer imaginarlo
imagino esa agitación
que eleva el pecho
hacia el cielo de un placer
que intentan sujetar
maldiciendo su término.
Oigo sin querer oír
ansiando tus gemidos míos
en esta noche que sus gritos
me impiden soñar contigo.

MI OTRA


Todo es un tenerte en mi, dentro mío
abriéndote caminos en mi pecho
crisálida de vida.
Alas de mariposa, delicada sensibilidad
recubierta de intocables sueños.
Rocío nublado que sólo limpia el sol de tu sonrisa
evaporada en la tempestad del mar del dolor.
Todo es un tenerte con las manos abiertas
ajena a barrotes, simulando flores
que te induzcan a libar
cayendo en trampas que mi amor no tiene.
No hay alfiler en mis manos
que quiera clavarte mi alma libertaria.
Te amo sin tocar el polvo de tus alas
sin dejar de ser yo, sin torcer el hierro
que forjaron en mi vida
fuego y hielo en el largo camino
hacia la fuente donde la sed
termina por saciarse en una misma
con la dicha de mirarse
en el espejo/ agua, imagen de "su otra".
Sólo mi corazón se esconde
sangrando tu dolor mío
mientras mis lágrimas corren río abajo
saltando sobre piedras de impotencia
cuando tus ojos se ahogan en su propio llanto.

ACTO AMOROSO


Sobre el aire 
beso la nube de tu ansiedad en la mía 
piel suave, música y terciopelo
cuerdas de guitarra, tacto de seda 
forma de hembra, loba nocturna.
Todo es agua en los canales de tus muslos
navego naufragando en mi propio deseo
doradas sombras cierran las cortinas
de tus ojos con mi imagen dentro.
Busca tu boca el muelle beso de mis labios
y somos un sólo cuerpo herido de amor
laxo en el orgasmo de la vida.
Mantea el aire las copas de los árboles
mientras susurro tu nombre
llena de ti con sabor a tu mar
Un perro olisquea en la playa
nuestra ropa hecha espuma
y en casa...
los visillos bailan con la brisa
sin tocarse.

LA CITA


Tarda la tarde en volver
en ser regreso 
me hago silla de mi misma
me pregunto la hora
cada veinte segundos.
Tarda la tarde en regresar
el farol se enciende
la puta se prepara
parando una carrera con pinta uñas
en sus medias de cristal recién estrenadas.
Y el mendigo me señala
el lugar donde el cartón se hace cama
el periódico sábana
y el perro amaestra pulgas que le dan
calor a su lomo.
Otra vez ha faltado a la cita
esta tarde que nunca regresa
cuando sabe que la espero.

EL BESO


He besado el recuerdo 
volcando mi imaginación en aquel primer
beso largo e intenso
donde por sorpresa tomé su boca
y en un alarde casi circense
sus labios recobraron la maestría
haciéndome subir a un paraíso
de taquicárdicos escalones.
Fue aquella una guerra de labios
de procaces lenguas
de lanzas sin punta en forma
de dientes blancos
buscando herir en el placer
sangrando el deleite de un beso
engarzado en cientos.
Tras los cristales
aullaba el viento de un cielo rojo.
He besado la memoria
de un infinito beso que
no fue el primero de ninguna de nosotras
pero fue, el nuestro

DESESPERADAMENTE


Cuento días y ausencias
enjaulo los besos hartos de no encontrar tu boca
ahítos de comer recuerdos
de besar ausencias que no devuelven
otra cosa que la misma ausencia
se me muere el vacío en el hueco
de mis brazos y son de mis manos
los llantos de hambre de tu piel
mi cuerpo hace huelga sin el tuyo
ya queda menos, lo se...
Mi voz se ha ido a buscarte
nada entre las olas de tus miradas
mientras a este lado
rompo calendarios
empujo meses días y horas
esperando desesperadamente.

A LA SOMBRA



Y viví escondida
bajo la sombra de mi tronco sin rama
acumulando anhelos incumplidos.
Siendo el ámbar puro
de un perfume inacabado.
Mi precisa y preciosa realidad
acomodándose a ser quien espera
acurrucada en el trastero del alma.

METÁFORAS EN LA NOCHE


Cuando anochezca
habré jugado durante todo el día
a ser una metáfora en un poema 

tal vez en más de uno.
Conoceré a otras, finalmente
iré a cenar con ellas.
Tomaremos una copa de vino
hablaremos de nuestros amores
y escucharemos a un soneto
tocar borracho
el piano del abandono.

AMENÁZAME


Amenázame con amarme
con desvestirme el alma
ahogándola a besos
que no sabré ni querré aprender
a nadar en tu boca.
Me dejaré hundir
en el agua profunda de tus deseos
Arrástrame hasta tu gruta
manantial de vida
y déjame morirme en ti
para renacer contigo.

DIME


Dime que las estrellas se han ido 
por no ver como brillan
tus ojos cuando me miras.

Los dioses caminan hacia el océano del universo azul
dejándonos espacio para amarnos.
Muerdo las ataduras de rayos de luna
que te suspenden sobre el mar
de mi fuego.
Dime que no me amas
arañaré la montaña para sacarle
las entrañas que tú me vacías
¡demonio de mi carne...!
Rasgo el velo de la noche
con las esquirlas rojas
de ese deseo que alborota las olas
rompiendo las rocas con la espuma
de mis ansias.
No, no te escondas en mi profundidad
no está allí la niña que buscas
he dado permiso a mi ternura
porque arde mi sangre
y mis ojos lanzan llamas sobre tu piel
y grito, y sangro herida.
Ven, corre, salta por mis rocas
lánzate y muere en mí
renaciendo mujer, hembra
presencia creadora.
Y si no soy capaz de enloquecerte
que me quiten esta sangre
y me aten a esta locura con las letras
de tu nombre ardiendo sobre mi pecho.

sábado, 19 de mayo de 2012

BRINDIS



Es ahora, de madrugada 
cuando me convierto en imaginación 
disfrazada de humo.
Sueño perdido en una palabra
noche apagando la tarde roja
llenando el infinito de nenúfares blancos.
El cielo bosteza
las campanadas de las horas
que pasan sin hacer ruido
en este bullicio
que la soledad me brinda
Ya estamos todos en esta fiesta
mis recuerdos y yo
alzando la copa vacía, una noche más
frente al espejo.

DE PROFUNDIS



Se me han muerto las palabras
se han quedado sin aire en mi boca
aplastadas contra mis dientes
Aún oigo ese siseo en agonía
de querer salir al aire sin poder hacerlo.
Acompaño a un cortejo mudo
pequeños ataúdes sin flores
enterrados bajo la lápida del
"Nunca más".

SORPRENDENTE PASEO


Camina casi flotando 
por las calles desnudas
el cielo la mira llorando estrellas
echándola de menos en casa.
Sobre su sonrisa
navegan marinos perdidos
las olas modifican su marcha
para estar con ella.
Despierta a un anciano
que dormita en un banco
al que su luz sonríe
los ojos cansados le devuelven
una sola lágrima
hija de la pobreza.
Se inclinan las farolas
las líneas continuas de la calzada
se despedazan ante su belleza
y ella las acaricia tiernamente
con una sonrisa impregnada
de su cálido brillo.
Murmuran las aguas
callan los pájaros
las aves rapaces dejan de cazar
a esos ratones que la observan
boquiabiertos, olvidando el peligro.
La Cruz del Sur
tiene la noche libre, y ha bajado
a darle un beso a la tierra.

ESCONDITE


No quise marcharme del todo
dejé el tiempo de mi otoño
que ella hizo primavera, bajo una baldosa 
escondido de mi misma
Jugué a matarlo en lugar de perderlo.
Los días, dejaron de pasar al amanecer
haciéndolo de puntillas, en la oscuridad de la noche.
Me olvidé de ellos, como se olvidan
los periódicos de ayer
las noticias que dejaron de serlo
los pantalones cortos del adolescente
las trenzas de la muchacha
que se hizo mujer
sin que el padre lo percibiese
con la sonrisa cómplice de la madre.
No miré el calendario
al bajarme del avión
sentí el vacío de mi tiempo
escondido bajo una baldosa
llené mis pulmones
de pesadas inspiraciones
llorando hacia dentro para
no salir volando como un globo
cargado con el helio
de su ausencia y mi vacío.

DIARIAMENTE



No tengo más consuelo 

que el pintado en el espejo 
sobre el vaho que la ducha propicia.
Frágil momento que se escapa
cuando el aire besa el cristal
borrando mi esperanza.
No hay más belleza
que aquella que yo misma creo
con el cincel y la escarpia
de mis sentimientos.
El silencio deja paso a la vida
poniéndome en mi sitio.
Pago facturas
compro, voy al médico
me quejo del gobierno
escucho a mis amigos
mis amigos me escuchan.
Regreso a casa vestida de vacío
conozco tan bien su olor y su sabor
que no grito
no me enfado
no maldigo.
Enciendo el ordenador
Nina Simone canta
irremediablemente "Crazy" y yo..
vuelvo a poner su nombre
sobre el vaho de la red.

HACIENDOME EL AMOR



He decidido amarme un rato
buscar un lugar intimo 
encender velas rojas 
o unas varillas de champa.
Bucear entre los vinilos más amados
de Ella..Nina o Janis Joplin.
Darme el placer del lento ritual
limpiando el disco
observando el nivel del brazo
el peso justo de la aguja
que ha de acariciar
el negro y redondo ébano.
Me arreglo para mi
tal vez por primera vez en mi vida
alzo mi copa llena de ironía
por el regreso de este amor
tan de todos, del que
tan huérfana he estado.

MIENTRAS EL MAR...



Dormita la iguana 
sobre la roca negra.
El cielo peina estrellas 
frente al espejo marino.
Miro mi barca
varada en la arena
no recuerdo los mares que cruce con ella
tal vez, tan sólo bordeé la costa
de mi pequeño pueblo pesquero.
Tengo las redes de los días
enredadas en mis años
golpeadas contra las tormentas
de ayer que apenas son recuerdo.
Un marino sentado sobre la arena
cose y descose el tiempo.
La iguana duerme
mientras el mar canta
viendo peinarse al cielo.

SIN ABRIGO




Le he dado mi dirección al amor
por si alguna vez quiere dejarme 
que no sea muy lejos.
Por si no encuentro la llave de su boca
o en la puerta de su alma
hay otra cerradura.
No quiero tener frío
si me dejan sus brazos.
Pensando en su calor
para este invierno
por no comprarme
no me compré ni abrigo.

LABER-INTRO


Entré en su laberinto buscándola
rompí mis pulmones gritando su nombre
me oyó vocear.
Recorrí una a una las calles
perdiéndome entre extrañas señales.
Me arañaron las voces despectivas
que no eran suyas aunque la imitaban.
La serpiente quiso engañarme
tomando forma de inofensivo gusano
reconocí su voz y la pisé con asco
haciéndola reptar bajo el verde
de las ramas y el marrón del suelo.
Sentada traté de dominar el dolor
en un pasillo de setos amarillos.
Mi corazón quiso salirse de mi pecho
abrir las ventanas de mis costillas
pasear por la orilla del mar tranquilo
de nuestros besos.
Estaba en tormenta cruzada
las nubes de mis ojos llovían lágrimas
con su nombre escrito.
Oí sus gritos, cada gemido mayor al anterior.
A gatas volví a buscarla
la encontré bajo el seto rojo
escapando de los dientes
de un monstruo sin nombre.
Se abrazó a mi cuello
vi que en el suyo brillaba
la llave de su alma.
Esa que la metió en el dorado caos
y siempre buscó en otra parte.

SI NO VENGO



Si no vengo mañana
no dejes que se vaya 
sin su risa matutina la alegría.
Ni dejes caer el nido de este poema
en la papelera donde
mueren los recuerdos.
Acomódalo en un cajón
sin cerrar con llave
deja que las letras salgan de paseo.
Si no vengo mañana
dí que me entretuve en el camino
mirando una hermosa telaraña
tejida entre las hojas de un pino.
No dejes que el geranio del balcón
de tu esperanza se ahogue en mi ausencia
dale al menos, el consuelo
de una lágrima, si no vengo mañana.

TRISTEZA

Toda tristeza 
encierra un pensamiento 
en una cárcel 
dando vueltas incesantemente 
en el patio de la imaginación.


RUTA


Soslayo la tristeza
cambio de vía el vagón de mi vida
Miro tu ruta 
mucho más compleja que la mía.
Hay túneles largos sin luz
subidas con enormes desniveles
bajadas de vértigo.
Y en la estación término...tú, siempre tú.
Reviso esta locomotora casi de vapor
que tengo por corazón
maquinaria de mi alma
a fuego intenso.
Canturreo marcando mi ruta sobre el mapa
la brisa del mar alborota mi pelo.
Distancia...distancia...
Puedo hacerlo, puedo.

LA CHARLA



Me siento a esperarme 
en un recuerdo que compartí con ella.
Entumecida, casi adormilada
veo pasar las horas
contando hojas doradas
que un árbol deja caer
para alfombrar el suelo otoñal de su casa.
De tanto verme
el tiempo a venido a saludarme
se ha sentado un rato a mi lado
y parando el mundo un segundo
generosamente ha charlado conmigo.

TROPIEZO


Vuelvo a entrar en mi misma.
Abro la puerta de mis miserias 
me paseo por mis miedos
toco el agua de mis vanidades.
Viejos hábitos que creí enterrados.
Ayer caí en la tentación
del "no nos dejes caer".
Y te das el golpe
no hay nadie que te pare
salvo el suelo
que te mira asustado. sin entender
que le caigas encima a él
tan pobre...tan ancho...tan bajo.
Te mira sin comprender
que no tienes otro lugar donde hacerlo
porque en ese momento
eres o soy
tan pobre, tan frágil, tan nada...

CURIOSO

Cuando llegué
el mundo se había ido
a otra parte.

LECTURA


Abro el día
leo sus noticias
las mismas nubes de ayer
impresas en un cielo
que ha dejado de interesarme.
No dicen nada nuevo.
Duermes
aún no has abierto la carta de tu mañana
todavía rozas un ayer que ya no tengo.
Se me escapa un minuto
para jugar con tu pelo
de la mano de un pensamiento iluso.
Te veo dormir sin verte
te acaricio sin tocarte
lleno el vacío de mis manos
acercándome a las tuyas
tan en silencio
que ni tu sueño me percibe.
Abro la ventana y sorprendo al día
leyéndome.

viernes, 18 de mayo de 2012

SIN REFERENTE


Echo de menos el latir de mi corazón
el ritmo sincronizado con el tuyo
echo de menos tu voz 
diciendo mi palabra.
La sombra de tu risa
cuando frente a tus ojos
tartamudeo porque
me desnudas el pensamiento
me sabes y me tienes.
Añoro tu ausencia presente
ahora que no estás en tu sitio
y yo no se cómo ni donde situarte.

viernes, 11 de mayo de 2012

DERROTA



Me derroto a mi misma
cuando mi fantasía
se rasga el vestido de noche
y las perlas grises de su collar
caen rodando por el suelo de la realidad.
Me derroto cuando lloro
mientras escribo algo que nace de dentro
que me lleva de la mano al teclado
dictándome aquello que relato.
Y se, que nada de cuanto digo es tan solo mío
Me duelo entera
clavo los codos en el suelo
de mi fragilidad, de mi impotencia
masticando el cansancio de encontrar
al pájaro herido
casi muerto entre mis manos.
Y no hay aliento que salga de mi boca
no hay palabra, ni gesto, ni amor que valga
cuando el dolor se posa en el alma herida
mirándote con cinismo
enseñoreándose de su maléfico poderío.
Me derrota este cansancio
de ver llorar al otro, que es tan yo
como yo misma.
de no poder alzar su dolor, sobre mis hombros
Me ha cansado la vida
me ha dejado sin fuerzas
lejos e impotente frente a una angustia
que quisiera mía, en el último tramo de mi vida.
Me derrota la usura
que no me quita la fuerza de mi amor
restandome en mis brazo, la de mi vida
.

domingo, 6 de mayo de 2012

JACTANCIA



Tengo la extravagancia 
de ser yo
de no querer parecerme a nadie
-aunque me confunden con todo el mundo-

Soy tan rara que
hasta sé que tengo precio
y tan miedosa
que de venderme...
intentaría comprarme
para no caer en peores manos.